Alien Resurrección

by

Tras la pesarosa realización de Alien 3(David Fincher, 1992), la fría acogida de crítica y público, y ese asombroso final… parecía bastante improbable ver una cuarta parte; y mucho menos con Ripley como protagonista. Pero llegó… y en 1997 pudimos presenciar… ‘Alien Resurrección’.

“Es una reina. Se reproducirá. Vosotros moriréis. Toda la compañía morirá”.

Alien Resurrección

La trama: Y a los 200 años resucitó…
Han pasado 200 años desde que Ellen Ripley se sacrificara con una Reina Alien en su interior en la cárcel para hombres situada en Fury 161. Muchas cosas han cambiado. La compañía Weyland-Yutani es cosa del pasado y ahora quien se encarga de manejar los hilos es El Ejército de los Sistemas Unidos. Ellos serán los responsables de clonar a Ripley, algo que harán mediante una muestra de su sangre procedente de Fury 161. Tras 7 intentos fallidos, lograrán conseguir la réplica perfecta, apta para extraerle la reina Alien que se encontraba en su interior. O al menos eso creerán ellos puesto que el proceso volverá a fallar cuando el ADN de Ripley y el de la Reina se vean alterados entre si, dando como resultado algo inesperado, tanto para la una como para la otra…
Mientras tanto, el ejército con su flamante Reina recién conseguida, espera una carga de humanos en estado de hibernación que han comprado a unos contrabandistas. Su objetivo: empezar a obtener sujetos alienígenas para usar como armas biológicas. Pronto se darán cuenta que esta nueva generación de xenomorfos es mucho más inteligente de lo que debería y será demasiado tarde para frenarlos. Todos están condenados a morir.

Alien Resurrección

Crítica de Alien Resurrección.
A bordo del Auriga nos hemos llegado a sentir como en los viejos tiempos. Y es que fue tan fuerte y caló tan hondo el impacto de las dos primeras cintas que las situaciones de las dos últimas películas, pese a ser completamente diferentes, poseen muchos elementos en común. EnAlien, el octavo pasajero(Ridley Scott, 1979) teníamos una nave de pasillos pulcros, minimalistas y blancos en su totalidad, mientras que en Aliens, el regreso (James Cameron, 1987) veríamos una base colonizada bastante sucia, oscura y rodeada del elemento orgánico que tantas pesadillas nos hizo tener. Todo esa ambientación fue mezclada en ‘Alien Resurrección’, en la cual veremos pasillos pero nada limpios… aquí todo es oscuro y poco iluminado. Y con el posterior elemento alien en libertad, todo se va convirtiendo en un nido orgánico.

Alien Resurrección

Esta cuarta entrega era una esperanza para el espectador en general. El público se negaba a creer que Ripley hubiera muerto en la tercera película y para muchos no existía esa secuela. Querían creer que se encontraba a bordo de la Sulaco con vida y que pronto despertaría de un periodo de hibernación, en el cual habría soñado todo lo acontecido en la tercera entrega…

Por otro lado, y en relación a lo anterior, los rumores apuntaban a una entrega sin Ripley (puesto que había fallecido). Pero los fans no estaban dispuestos a ver un nuevo capítulo de “la saga Alien” sin Ripley, y las protestas empezaron a oírse. Esto obligó a que en la Fox se replantearan el asunto y decidieran que Ripley debía estar a cualquier precio. Esto les llevó a pensar que la tercera parte había sido un sueño y que ella despertaría como si nada, tal y como clamaba la voz de los fans. Esta salida podía haber dado resultado en tiempos más ingenuos… pero ahora, parecía algo tan sucio, tan mentiroso y que encima daba la sensación de que te estabas riendo del intelecto del espectador. En consecuencia, se optó por una solución mejor a esta: la clonación.

alien-resurreccion-clones

Tras el fiasco creativo de ‘Alien 3’, en la Fox estaban dispuestos a dar rienda suelta (eso decían al principio) al nuevo director que contrataran, y es que pese a que parecía muy fácil contar con uno que ofreciera unas mínimas garantías, la cosa se estaba complicando. Muchos nombres sonaron como posibles directores, los cuales no llegaban a un acuerdo, ya fuera porque querían plasmar su sello personal (David Cronenberg) o porque ya tenían sus propios proyectos de terror espacial (Paul Anderson). Otros de los tanteados fueron: Milcho Manchevski, Anthony Waller, Marco Brambilia o el propio Danny Boyle, tan de moda hoy en día. Al final Jean-Pierre Jeunet aceptó sentarse en la silla del director y le dieron toda la libertad creativa con la que un director puede soñar. Jeunet propuso traerse a su gente y el estudio estaba encantado con la decisión y con poder tener dirigiendo a este francés. Ya era oficial y cuando se empezó con el rodaje, las cadenas no hacían más que emitir las anteriores obras de Jeunet, despertando así más expectación en cuanto a esta cuarta parte.

‘Alien Resurrección’ es totalmente diferente de las anteriores películas. Bien es cierto que seguimos teniendo una fachada idéntica (como los pasillos, el típico sintético, una cuenta atrás, un ordenador llamado “Padre” en clara alusión al de la primera parte…) pero el interior es totalmente diferente. Es una producción con carácter norteamericano pero que sabe a Francia, a su director Jean-Pierre Jeunet. De esta forma, se denotan unos personajes casi caricaturescos, un constante humor negro que no sabes si tomarlo en serio o no… y situaciones típicas de trabajos anteriores del francés. Todo ello da como resultado una destacada película que se fusionó realmente bien con el universo Alien y con su cronología, pero que no sólo no llega a aportar nada a la saga sino que no es el camino que necesitaba tomar la franquicia. Si vemos las dos primeras partes (si me apuráis, incluso la tercera) y luego esta cuarta entrega, veremos el cambio radical en la manera de desarrollarse y en su esencia. Esto es humor negro, situaciones caóticas y sin sentidos constantes con un título equivocado. Como ejemplo ver como Johner (Ron Perlman) se finiquita a una araña que paseaba por su tela de un balazo o al mismo Johner clavándole un cuchillo en las piernas sin sensibilidad debido a su paraplejia al bueno de Vriess (Dominique Pinon).

alien-resurreccion-dominique-pinon

En el tema de los efectos especiales, los podríamos calificar como los más valientes de la saga… porque en ningún otro film hemos llegado a ver tan abiertamente a las criaturas como en este, ya fuera por necesidad del guión o por exigencias técnicas. Y ese punto fuerte es a su vez un punto débil. ¿Por qué? Pues porque el xenomorfo pierde todo el factor sorpresa y la opresión que es capaz de causar cuando deja de ser algo tan escurridizo, oculto y misterioso. Así, se convierte en un mero soldado que no dudará en perseguir a los protagonistas, ya sea por los pasillos o por debajo del agua nadando a gran velocidad. De todas formas, con cuatro películas a las espaldas difícilmente íbamos a sentir lo que su primera parte nos hizo sentir, ese horror y ese pavor a lo desconocido. Ya hemos visto la criatura de varias maneras y el misterio deja de serlo. Ahora son poderosos y fieros guerreros al servicio de la reina.

De todas formas, los aliens están realmente bien desarrollados y representados. En esta cuarta parte siguieron basando sus diseños en la obra original de H.R. Giger. En su mayoría fueron muñecos reales, como digo muy bien elaborados y que representan la esencia alien a la perfección, pero otros fueron desarrollados por ordenador, como en la escena de la cocina inundada en la que varios aliens persiguen al grupo. En su día fue algo realmente brillante lo perfecto de su recreación e incluso a día de hoy siguen asombrando.
El diseño de la reina Alien fue el de la original de Aliens, el regreso (James Cameron, 1986). De hecho le pidieron la cabeza de la misma prestada a Cameron que la tenía en su poder. El cuerpo fue tomado prestado a un coleccionista con demasiado tiempo libre y dinero… y procedieron a restaurarlo. El resultado fue tan brillante como la Reina que vimos en 1986.

Alien Resurrección

El plantel de actores y actrices del film debía contar con Sigourney Weaver a cualquier precio y, tras insistirle un poco, esta dijo que si había una buena historia que contar, entonces, repetiría de nuevo su papel. Winona Ryder tampoco puso muchas pegas ya que para ella la saga era algo alucinante y Weaver era una actriz a quien admiraba mucho. El resto del reparto fue elegido por el director, obteniendo un gran elenco de protagonistas muy bien recibidos por los espectadores. Destacaron: Ron Perlman, Dominique Pinon, Michael Wincott, Raymond Cruz, Gary Dourdman, Brad Dourif, J.E. Freeman o Leland Orser por nombrar a algunos. La mayoría conocidos por el director que había trabajado con varios (nótese como a Jeunet le gusta trabajar con su gente en la mayoría de sus películas, y no me refiero sólo a sus técnicos y ayudantes sino también a actores y actrices). La Fox aceptó de buen grado algunas contrataciones como la de Dominique Pinon, pero para otras pusieron “mala cara”… caso de Ron Perlman que, curiosamente, fue la que más gustó al público.

Alien Resurrección

Conclusiones.
Y llegó el día del estreno en un ya lejano 1997 y creo recordar que la película dividió tanto a fans como a crítica: había quien la encontraba fresca y cautivadora pero había quien la repudiaba alegando que era peor incluso que su tercera parte. La verdad es que seguir esta saga es algo realmente complicado, mucho más de lo que parece. Tanto la tercera como esta cuarta parte son grandes films de ciencia ficción muy bien desarrollados. El problema es el que comentamos siempre, el peso de ser parte de esta franqucia es muy grande, es algo demasiado pesado y no creo que ninguna película, salvo las dos primeras, llegue a ser tan magnífica, a hacernos sentir lo que Alien, el octavo pasajero‘ y ‘Aliens, el regreso nos hicieron sentir. Sin lugar a dudas, el legado de estas cintas es una tarta pero está envenenada. Si somos conscientes de todo esto que he comentado en esta crítica de Alien Resurrección, entonces disfrutaremos con con este film y con sus geniales e inolvidables momentos (que posee muchísimos), con su punto de vista de la historia Alien y con sus logrados efectos y ambientación.

alien-resurreccion-atrapada

Curiosidades.
-En el lanzamiento de cine, H.R. Giger (diseñador del Alien) no aparece en los créditos. Este “error” fue corregido para la versión en video.
-El estudio tenía pensado eliminar la escena que precede al encuentro con la Reina Alien (cuando Ripley es tragada por los tentáculos), porque podía, según ellos, ser malinterpretada como una escena de sexo. Cambiaron de opinión cuando Sigourney Weaver amenazó con no promover el film de realizarse esta decisión.
-La computadora central del Auriga se llama “Padre”. En la primera entrega, la computadora del Nostromo se llamaba “Madre”.
-Durante la preproducción, la Reina Alien original no podía ser encontrada, y los moldes que se habían usado para crearla estaban deteriorados. Afortunadamente, el muñeco de tamaño original fue encontrado en la colección personal de un ávido fanático de la saga.
Jean-Pierre Jeunet por su escaso conocimiento del inglés, debía tener traductores en todo momento durante la filmación de la película.
-Se idearon 5 versiones distintas para la batalla final. Las cuatro primeras se desarrollaban en la Tierra, a saber: en un hospital, en un gigantesco basurero, en un bosque nevado y un precipicio. La última la proponía en un desierto.
El salario de Sigourney Weaver para participar en esta nueva entrega fue mayor que todo el presupuesto utilizado para hacer “Alien”.
-La escena de la cancha de baloncesto en la que Ripley lanza un tiro de espaldas desde nueve metros y acierta, no está trucada. Sigourney Weaver insistió en que quería realizar el tiro de verdad. Estuvo practicando durante un tiempo, pero el director especificó que solo se intentarían tres tomas. Bueno, pues Sigourney acertó ¡a la primera! El resto del reparto se quedó helado cuando lo vieron, justo el suficiente tiempo antes de que se echaran todos a reír. Es una pena que el balón se saliera del cuadro, pero aun así la escena quedó perfectamente bien. Sigourney dijo que aquel era el mejor día de su vida, después del de su boda y del nacimiento de su hija.