Alex y yo
Comparte con tus amigos










Enviar

¿Qué ocurre cuando una megaestrella del deporte rey se aparece en tu cuarto para ayudarte a cumplir tus sueños? Si queréis conocer la respuesta es el momento de darle al play y echar a rodar el balón con… ‘Alex y yo’.

“Juego donde sea, pero suelo ser delantera”.-Reagan.

Crítica de Alex y yo

El fútbol femenino no goza de la grandísima importancia y trascendencia que sí tiene el masculino. Por ejemplo, no es lo mismo hablar de Lionel Messi o Cristiano Ronaldo que hacerlo de Alex Morgan. Así pues, a continuación haré una breve introducción de esta gran jugadora.

Alex Morgan es una de las mejores y más mediáticas futbolistas del mundo. Es internacional por EEUU (ha marcado 73 goles en 120 partidos) y ha sido campeona del Mundo (2015) y de los JJOO (2012). También ha ganado la UEFA Champions League Femenina con el Olympique Lyon (2017) y en 2012 quedó en tercera posición al título del Balón de oro. Ha sido portada de Sports Illustrated (edición especial de los Juegos de Río) y del FIFA16 junto a Messi. Finalmente, tiene más de 5 millones de seguidores en Instagram, su número es el 13 y tiene una colección de libros para niños titulada ‘The Kicks’.

No contenta con todos sus logros anteriores, ahora Alex Morgan sube las apuestas y produce y protagoniza ‘Alex y yo’, un pequeño telefilm familiar que Nickelodeon y Warner Bros estrenaron en USA en junio de 2018 en VOD. En España también se puede ver por medio de este sistema en plataformas como Vodafone. Sin duda, la pasión por el fútbol nos alegra la vida, y es por eso que te recomendamos los mejores sitios de apuestas deportivas online para que disfrutes y ganes en los torneos deportivos más importantes del año.

La película se presenta escrita y dirigida por Eric Champnella, director que ya en 2012 filmó una película parecida, Quiero ser un Thunder’, con el baloncestista Kevin Durant delante de las cámaras.

En general, ‘Alex y yo’ es la típica historia para toda la familia que nos habla de creer en tus sueños y luchar por ellos. En este caso, nos encontramos a la pequeña Reagan que quiere llegar a ser una gran futbolista, a imagen y semejanza de Alex Morgan a la que idolatra al máximo. Lógicamente, el film también sirve de gran elemento publicitario para la citada futbolista y sus valores y enseñanzas. En estos aspectos, la cinta no engaña absolutamente a nadie, y uno ya sabe lo que se va a encontrar cuando le da al botón de play. Además de lo anterior, se incluye también un poco de inocente amor con el típico chiquito que le gusta a la protagonista. Esta relación da para algún gag y tampoco molesta en exceso.

Naturalmente, en la película también encontraremos muchas secuencias con el balón de por medio: los entrenamientos de Reagan con Alex, los entrenos con su equipo de simpáticas perdedoras (las Break Aways) y los partidos.

Al respecto de los partidos, estos no tienen mucha duración (salvo el último que se extiende unos minutillos) y se encuentran filmados un tanto deslavazados, es decir, sin táctica visual ninguna a la hora de su puesta en escena. No obstante, algún buen gol podremos ver (por ejemplo, el primero que le vemos marcar a Reagan, un chut que entra centrado por la escuadra de la guardameta en un gran y breve plano por detrás de la portería). De la propia Alex Morgan jugando no esperéis ver nada, tan sólo las breves imágenes reales de sus partidos que acompañan a los créditos iniciales… y algún malabarismo con el balón cuando entrena a la joven protagonista.

“Las campeonas no descansan”… La jugadora número 13.

El reparto se encuentra totalmente liderado por Siena Agudong, esta jovencita cumple francamente bien con su rol y prácticamente ella sola soporta todo el metraje. Si por algo destaca su actuación es por el contagioso entusiasmo con el que interpreta a Reagan, haciéndote estar pendiente de sus progresos con el balón en la película. A su lado nos encontramos con Alex Morgan. La estrella lo tiene muy fácil ya que se interpreta a sí misma, incluso vestida con el traje de la Selección USA durante todo el metraje. Su papel es el de “entrenadora invisible” que ayuda a Reagan con su entrenamiento y con buenos consejos sobre la vida y el fútbol.

Por otro lado, tenemos a Jim Klock como Joe Wills, el padre de Reagan. Jim empieza un tanto flojo pero, poco a poco, le va cogiendo el tranquillo a su personaje, y termina con una buena labor. El joven Matt Cornett y Chuti Tiu completan la familia Wills como el hermano mayor (Logan) y la madre (Anne).

Destacar también la aparición de Jerry Trainor en un papel meramente cómico como Nigel, un farsante que dice ser entrenador inglés y al que despiden sin decir adiós. De las chicas que forman las Break Aways (el equipo de Reagan) cabe decir que caen en gracia y resultan divertidas, por ejemplo Mikari Tarpley como Lexi, la guardameta con alergia al césped. Finalmente, cumplidoras resultan las actuaciones de Julia Antonelli (Grace, la mejor amiga de Reagan), Jessica Treska (Claire, la goleadora y líder de las Crush) y Colin Critchley (Ben, el chico que gusta a Reagan).

En conclusión.
Acabo ya esta crítica de Alex y yo, un telefilm familiar que encuentra en los más jóvenes de la casa a su público potencial. La película no busca ganar ningún Mundial y guarda sus 76 minutos para ayudar a difundir el fútbol femenino y sus buenos valores. En definitiva, una apuesta simpática y válida si te gusta el fútbol, luchar por tus sueños y eres seguidor de esa gran superestrella que es Alex Morgan.

Tráiler de Alex y yo