Alcanzando tu sueño (Teen Spirit)
Comparte con tus amigos










Enviar

Ella es una adolescente que sueña con triunfar en el mundo de la música pop. Él es un dejado excantante de ópera cuya gloria hace eones que pasó. Juntos forman una imposible pareja de perdedores al cincuenta por ciento. Llega el momento de subir al escenario micrófono en mano para cambiar la situación ‘Alcanzando tu sueño (Teen Spirit)’.

“Canta con el corazón”.-Vlad.

Crítica de Alcanzando tu sueño (Teen Spirit)

Max Minghella es el hijo del oscarizado director Anthony Minghella, fallecido en 2008. Max ya lleva tiempo trabajando en la industria del cine, especialmente como actor. Ahora nos presenta su debut cinematográfico detrás de las cámaras y su primer guión completamente original. Ambas tareas las plasma en ‘Alcanzando tu sueño (Teen Spirit)’.

Su trabajo como director es bastante bueno para ser su primer film. Max domina claramente el ambiente pop y el estilo de videoclip. Aquí destaca su un gran uso de las luces y focos para meterte en ambiente. No obstante, también sobresale a la hora de retratar, a base de brochazos, el ambiente rural y original de Violet. Se produce así un gran contraste de escenarios. De la naturalidad del campo pasamos a lo artificial de los estudios y platós. Dos mundos completamente distintos en un mismo país y en una misma película.

El guión es obra del propio Max Minghella y responde a un patrón clásico pero revestido de la modernidad de nuestros tiempos. Me refiero a que en pantalla tenemos la típica historia de la chica que sueña con ser artista. Además, se añade también el aporte típico del “maestro” de vuelta de todo. A estos elementos clásicos Minghella los reviste de la adictiva atmósfera pop de los concursos musicales de hoy en día. El resultado es un cuento tremendamente agradable sobre los sueños. Un cuento que no desperdicia ni un solo minuto de su metraje.

En la historia bien podemos achacarle a Minghella que hay temas que quedan un poco en el aire (sería el caso de la relación de Vlad con su hija), sin embargo, la trama principal está bastante bien resuelta. En pantalla somos testigos del camino que recorre una chica que se presenta a un casting tipo Eurovisión u OT. Aquí tendremos las pruebas, las selecciones, las tentaciones, el éxito, el fracaso,… Todo esto está bastante bien reflejado por Minghella sin necesidad de acudir a un metraje interminable ni a saturarnos con historietas innecesarias. En este sentido, la película es directa, rápida y te deja con buen sabor de boca y ganas de más…

Respecto a las canciones, decir que todos los temas que suenan en la película son de música pop. No obstante, también hay algunos discotequeros y marchosos. En general, las canciones son interpretadas por los artistas del film. No obstante, hay excepciones cuando estas son empleadas como música de fondo. Estos son los casos, por ejemplo, del “Barby Girl” de Aqua o el “Saturday Night” de Whigfield.

“Tú eres el futuro”. Ha nacido una estrella.

En las interpretaciones bien puedo decir que toda la película es Elle Fanning. Todo aquí está puesto para su lucimiento personal y Elle lo aprovecha al máximo ofreciendo lo mejor de sí misma. La joven actriz nos entrega con Violet a una chica triste y encerrada en sí misma que tiene en la canción su vía de escape. Una vía de escape de un mundo rural y tradicional en el que no se encuentra cómoda. Pero Elle Fanning no sólo actúa ¡hablando en inglés y polaco! también baila y canta a un nivel muy alto. La actriz canta varios temas en el film, entre ellos: “I was a fool”, “Lights”, “Wildflowers” o el espectacular “Don’t kill my vibe”.

El segundo en importancia es Zlatko Buric como Vlad. Su interpretación es de esas que te gana por la buena persona que representa en pantalla. Como dice en un momento dado Violet: “Vlad es como un oso de peluche”. En su época, Vlad fue un exitoso cantante de ópera. Sin embargo, ahora vive prácticamente como un vagabundo rememorando tiempos mejores. Exteriormente es un hombre dejado… pero interiormente es una gran persona que echa de menos a su hija. Descubrir a Violet será para él una segunda oportunidad a todos los niveles. Violet y Vlad claramente son dos perdedores unidos por un sueño.

Por otro lado tenemos a Agnieszka Grochowska, la famosa actriz polaca interpreta a la madre de Violet. Agnieszka recrea a una madre muy seria, con carácter y un tanto seca. Una mujer que, en principio, no cree en los sueños de su hija. No obstante, no está totalmente cerrada a ellos, pese a que esa es la impresión que puede producir al principio.

Finalmente, atención a la muy buena aparición de Rebecca Hall. La intérprete inglesa se luce interpretando a una altiva manager que ofrece contratos “trucados”. Rebecca saborea mucho esta corta pero muy trabajada interpretación. Una interpretación alejada de otras aburridas performances que nos ha dejado en los últimos tiempos. Justo es destacarla en esta reseña.

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Alcanzando tu sueño (Teen Spirit). Si eres fan de Elle Fanning y te gusta la música pop y su ambiente, entonces, amarás esta película. ‘Teen Spirit’ es directa, agradable y está notablemente dirigida e interpretada. Un cuento visual sobre cómo triunfar y fracasar en el mundo de los eventos amateurs musicales de hoy en día. Véanla y déjense atrapar por el sueño Violet Valenski.

Tráiler de Alcanzando tu sueño (Teen Spirit)