Al Pacino: El talento en frasco pequeño
Comparte con tus amigos










Enviar

En los últimos años se ha abierto la veda para criticar y desprestigiar a Al Pacino (1940). Todo ello de manera gratuita y por parte de muchos de los críticos que en su día besaban el piso que pisaba el mítico protagonista de films como ‘Serpico’ (1973) o ‘Tarde de perros’ (1975). Pero han bastado dos malas elecciones en su filmografía para lanzarse al cuello del gran Pacino, olvidando que Al es uno de los intérpretes de más talento que ha dado la industria del cine en toda su historia.

Al Pacino

Al Pacino y el Hollywood actual.
El primer proyecto fallido por el que Pacino comenzó a sentir las reprimendas de la crítica fue la entretenida ‘Apostando al límite’ (Two for the Money, 2006). La trama del film giraba en torno a las apuestas deportivas legales. Pacino era el jefazo de una agencia de asesoramiento para apostadores con pasta. En el reparto le secundaban Matheww McConaughey, Jeremy Piven y Rene Russo. Con un presupuesto de 35 millones de $ la cinta pasó algo desapercibida en USA y completó una trayectoria comercial decepcionante en cuanto a taquilla no pasando de los 30 millones de $ a nivel mundial.
Aún a pesar de ser un film que se le quedaba pequeño en cuanto a calidad artística, ‘Apostando al límite’ era una historia de ascensión y caída muy americana en la que Pacino se dejaba ver en plena forma, confirmándose como lo mejor de la cinta y comiéndose con papas al rubio del apellido imposible. Componiendo un personaje de vuelta de todo, con todos los vicios posibles (alcohol, juego, mujeres) y que ansiaba ganar dinero a toda costa, aunque ello le llevara a perder lo que más quería.

Por esa misma época Al Pacino aceptó un cheque de 8 millones de $ por interpretar a un psiquiatra forense del FBI en ’88 minutos’, un guión escrito para ser narrado en tiempo real aprovechando la fama de la serie “24” protagonizada por Kiefer Sutherland. El primer error de la producción fue situar tras las cámaras al televisivo Jon Avnet, director por el que el tiempo no ha pasado en balde y que no ha sabido renovarse en el loco mundo de Hollywood. Avnet era una de las peores elecciones para dirigir un film que necesitaba de un director con brío y cierto don para el suspense, dos características que Avnet ha perdido (si es que algún día las tuvo).
El rodaje dio comienzo en Vancouver a mediados de 2005, aunque tuvo que paralizarse al poco de empezar tras un accidente de Pacino en una escena de acción donde sufrió un esguince de tobillo que mermó su condición física. Al se reincorporó al rodaje antes de tiempo y la filmación siguió su curso. Una vez montado, el film sufrió diversos cambios en su metraje y se rodaron algunas escenas adicionales que tenían que ver con el pasado del personaje de John Foster (Neal McDonough), asesino en serie que Jack Gramm (Al Pacino) se había encargado de meter entre rejas gracias a su declaración ante el juez.
Durante 2007 se filtró por Internet una copia de un test screnning del film que no contenía el montaje definitivo. Esto retrasó su estreno en cines hasta 2008, año en el cual por fin y después de más de 3 años después de su filmación la película se estrenaba en cines en casi todo el mundo, con un nuevo montaje que no escondía las carencias de la cinta. A pesar de ello ’88 minutos’ finalizó su carrera en USA recaudando unos dignos 20 millones de $ a lo que habría que sumar los ingresados en su trayectoria europea que ronda los 13 millones (siempre de dólares) hasta el día de finalización de este artículo y sólo en su exhibición en cines. La actuación de Pacino en el film es más que correcta. Sin mucho esfuerzo logra resultar convincente en su rol de acosado agente de la ley, en busca de la voz que tras el móvil le avisa de que en 88 minutos morirá. El resto del reparto luce totalmente desaprovechado, y el descubrimiento del asesino en el clímax final resulta desalentador e imposible a todas luces. Al fallido desenlace habría que sumar la ineptitud de Avnet para mantener la tensión inicial que desprendía el film, dando como resultado un “pudo ser y no fue” en el que el mayor culpable es el ya mencionado director.

Al Pacino

En 2007 Pacino volvía a los sets de rodaje para interpretar un pequeño papel villano en ‘Ocean´s 13’, la tercera entrega de las aventuras del ladrón de bancos Danny Ocean (George Clooney). Pacino daba vida a Willie Banks, un magnate de los Casinos que se verá de repente en el punto de mira de Ocean al traicionar al mentor de Danny, Reuben.
Al Pacino lleva a cabo una interpretación lograda, sin exageraciones, en la que la mejor escena del film está sobre el final del metraje (aunque se podía ver en todos los trailers) un cara a cara Banks vs Oceans, en el que Pacino se merendaba a Clooney entre susurros. El film no pasó del entretenimiento/reunión de amigos y aunque en taquilla tuvo una excelente carrera comercial, en la filmografía de Pacino no aporta nada más allá de lo que es un film de transición hacia metas más interesantes.

El problema de estas producciones reside más en el propio cine y su estancamiento de ideas, que en la mala elección de papeles de Pacino, y  es que cuando lo que te ofrecen no está de acuerdo con tu valía como actor tienes dos opciones: esperar a mejores proyectos y correr el riesgo de ser olvidado o elegir lo mejor dentro de las posibilidades que te brinda la industria.
Y es que si en los 70 u 80 un film de transición hacia guiones con más ambiciones podía acabar siendo un ‘A la caza’ o una ‘Melodía de seducción’, ahora uno de esos proyectos termina teniendo la pinta de cintas que podrían ser calificadas de indignas para Al, como ’88 minutos’ o ‘Relaciones confidenciales’. Y ahí están los críticos con la pluma preparada para despotricar sobre la leyenda del indomable Pacino, para acusar de pesetero al incorrupto Frank Serpico, para desprestigiar al cazador nocturno Vincent Hanna, para poner en duda las bolas de oro de Tony Montana, y para intentar acabar con el último morriqueño Carlito Brigante…

Al Pacino

Sus próximos proyectos.
Entre sus próximos proyectos Pacino maneja varios palos, el más inminente es ‘Asesinato justo’, thriller policíaco que lo empareja trece años después de su último film conjunto con Robert De Niro. Dirige Jon Avnet, que esperemos haya mejorado mucho tras su floja labor en ’88 minutos’. El guión corre a cargo de Russell Gewirtz (responsable de la sorprendentemente genial ‘Plan oculto’) lo que ya es una garantía de que la cinta nos ofrecerá buenos diálogos y un libreto con giros imprevisibles. A esto hay que añadir el reparto de actores que secundarán a estos dos mitos del cine entre los que se encuentran: Brian Dennehy (el brutal sherrif de ‘Acorralado’), John Leguizamo alias Benny Blanco, Carla Gugino, Donnie Wahlberg (el hermano mayor de Marki Mark) y Curtis Jackson (más conocido como 50 cent) entre otros. La cinta se estrena en nuestro país el 3 de octubre y en USA le ha ido bien, ingresando unos más que correctos 32 millones de $ en menos de 2 semanas de exhibición (datos tomados al cierre de este artículo). El film ha levantado gran expectación a lo largo del mundo por ser la ¿última vez? que veamos a estos dos grandes actores juntos y compartiendo la mayoría de sus escenas. Veremos si cumple con las expectativas.

‘Salomaybe?’ proyecto largamente acariciado por Pacino en la que además de actuar tiene previsto ocuparse del guión y dirigir, siendo este su tercer film como director (tras la magnífica ‘Looking for Richard’ (1996) y la experimental e inédita en España ‘Chinese Coffee’ (2000). La película versará sobre las diferentes obras que Pacino ha protagonizado de Salomé de Oscar Wilde. Poco más se sabe de este proyecto que mezclará película, documental  y visión del backstage de lo que es una obra de teatro, y de cómo ha influido Wilde y el personaje del Rey Herodes en Pacino. Acompañando a Pacino tendremos a un nutrido grupo de actores teatrales y televisivos la mayoría desconocidos para el gran público. La cinta ya ha terminado su rodaje y se encuentra en plena fase de post-producción.

‘Rififí’, remake del largometraje homónimo de 1955. El guión lo firma Bo Goldman (‘Esencia de mujer’, ‘Conoces a Joe Black’). La historia será la misma del film original con ligeras variantes: Pacino será un ladrón de primera categoría que tras pasar cinco años en la cárcel y en el ocaso de su vida, abandonado por su mujer, sin un duro y en la calle, lo único que le queda es volver a su mala vida de robos. Para ello planea un gran golpe en una (en principio) inaccesible joyería de París. De momento la cinta carece de director (se rumoreó durante tiempo a Harold Becker) e intérpretes confirmados.

‘Dalí & I The Surreal History’. Pacino vuelve a reunirse con Andrew Niccol, mejor escritor (‘El Show de Truman’, ‘La terminal’, ‘El señor de la guerra’) que director  (‘Gattaca’ o ‘Simone’) que aquí también firmará el libreto que versará sobre la vida del excéntrico artista catalán Salvador Dalí, personaje al que dará vida Pacino. Acompañándole en el reparto Cilliam Murphy (’28 días después’, ‘Sunshine’) que interpretará al eje de la historia, Stan Lauryssens, personaje real y autor del libro que dará pie al film. Actualmente se esta reescribiendo el guión. Pacino ha dicho al respecto que tiene muchas esperanzas puestas en que el proyecto se llegue a rodar pronto pues cada día que pasa más viejo se ve para el papel, aunque al mismo tiempo declara que es un personaje que lleva muy pegado al corazón.

Estos films, más las obras de teatro en las que cada año suele participar sumado a que prestará sus rasgos físicos y voz para el videojuego de ‘Heat’ (¡wooow!) dejan bien a las claras que Al no se desanima y sigue en busca de más retos que sumar a su dilatada y memorable filmografía. Proyectos en su mayoría de primer nivel que son la mejor apuesta de que Pacino a sus 68 años no ha perdido el gusanillo de la actuación, y se encuentra más motivado que nunca para volver a corto-medio plazo a la carrera de los Oscars. Y es que resulta hipócrita y fuera de lugar que los mismos que critican a Al por sus últimos estrenos se olviden que actores que compartieron época con él como Dustin Hoffman, Harvey Keitel o Jon Voight… si que se han vendido realmente al dinero y se han convertido en verdaderos prostitutos de Hollywood. Flagrante es el caso de Keitel y Voight relegados al más cutre cine de segunda y hasta tercera categoría.
Es de una estupidez profunda el atacarle obviando que tras de sí, Pacino ha dejado un sinfín de actuaciones magistrales al alcance sólo de unos pocos elegidos. Por citar algunas y sin irnos muy atrás en el tiempo, pongamos como ejemplo su nominación como mejor actor secundario en la brillante ‘Éxito a cualquier precio’ (Glengarry Glen Ross, 1993), interpretando a un vendedor de terrenos dispuesto a todo con tal de cobrar su comisión. O su memorable papel del legendario Carlito Brigante en ‘Carlitos Way’ (1993) uno de los tour de forces más redondos de su carrera por la que injustamente no recibió premio ninguno.

Y eso que no quiero abandonar los 90 porque si lo hago sólo con nombrar una escena ya bastaría para  callar a todos los ignorantes que se llenan la boca criticando a un ACTOR DE VERDAD. La escena en cuestión: Michael Corleone en la Habana descubriendo la traición de su hermano Fredo. SOLO esa mirada ya vale para justificar cualquier truño en el que se meta el bueno de Al. Por esto y por  tantas y tantas noches de felicidad y días de alegría que nos (me) ha dado Pacino pido Respeto para quizás la más grande leyenda viva de la historia del cine. Gracias Al por todos estos buenos ratos.

“No creo en Dios. Sólo creo en Al Pacino”.-J.Glez 2008.

Al Pacino