(500) días juntos
Comparte con tus amigos










Enviar

Algo debieron de ver en éste films los dirigentes de Sony para escoger a su director, Marc Webb (debutante en los largometrajes), para dirigir el reinicio de una de sus franquicias más importantes, la del hombre araña. Lo curioso es que en el film que nos atañe, ‘500 días juntos’, no hubo ningún tipo de acción para que Webb pudiera convencer a nadie de lo bien que filmaba dichos planos. Descubre ahora los motivos por los que esta película cautiva a todo aquel que la ve.

500-dias-juntos-tienda

Crítica de (500) días juntos

Marc Webb se dio a conocer en el mundo del cine como director con esta cinta. A cualquiera le parecería que esta es una película romántica del montón. Lo cierto es que sí, estamos ante una comedia romántica (aunque por momentos parece un drama), pero para nada del montón. La manera como Webb conjuga originalidad y buen hacer hacen del film una cinta que, gracias al boca a boca, se fue convirtiendo en un film de culto. Algo verían los mandamases de Sony para escoger a su director para dirigir sus nuevas versiones del hombre araña.

500 Días juntos

‘(500) días juntos’ posee un ritmo narrativo casi perfecto. Pero tiene un qué un tanto especial: los 500 días que veremos no son lineales sino que se alternan flashbacks con flashfowards. Empezaremos viendo parte de los días finales, en los cuales intuimos que algo ha pasado y que la pareja formada por Tom y Summer no ha acabado como esperábamos. Acto seguido iremos a los primeros días, veremos cómo se conocieron y cómo se enamoraron. Todo esto contado de una manera muy verosímil y dejándonos bien claro que el destino no existe… sino que todo depende de las decisiones que estemos dispuestos a tomar a lo largo del día, ya sea consciente o inconscientemente.

Al margen de lo anterior, la película guarda más en su interior y nos cuenta algo que me llamó bastante la atención: las situaciones no siempre son como las recordamos. La memoria nos juega malas pasadas… más veces de las que debería y recordamos las cosas como no fueron realmente. O al menos eso le sucede a Tom, el protagonista. En varias ocasiones recuerda momentos que él creía como felices al lado de Summer, cuando realmente no lo eran tanto. ¿Qué está ocurriendo realmente en esta relación? Deberéis ver la película para comprender todo lo que es capaz de ofrecernos, deshojando así, capa por capa, una trama tan simple como condensada en unos fabulosos 90 minutos.

500 Días juntos

Marc Webb destaca por saber llevar la batuta de todo esto de una manera magistral pero de nada serviría si los protagonistas no estuvieran a la altura. Y debo decir que en el momento en que me sorprendí a mi mismo “odiando” a Summer y deseándole lo mejor a Tom, algo debía funcionar más que bien. El dúo protagonista formado por Joseph Gordon-Levitt y Zooey Deschanel resulta muy creíble, y existe la química necesaria entre ellos para que el espectador crea lo que está sucediendo en pantalla. Normalmente queremos que el monstruo de turno se coma a los adolescentes gritones por cansinos… pero aquí nos pondremos en la piel del protagonista y nos sentiremos identificados con él. Y es que todo el mundo hemos amado y a todos nos han podido rechazar alguna vez. Todos hemos creído que algo iba bien, hasta que nos hemos dado cuenta que no era así. Con esto no quiero dejar entrever nada del argumento sino comparar como la película se asemeja más a la realidad que cualquier tipo de comedia romántica de las cientos que salen cada año.

El genial ritmo narrativo se conjuga bastante bien con unas (en ocasiones hechas a propósito y en otras culpa del guión) lagunas sobre la relación de pareja que llevan y sobre lo que va sucediendo. Estoy seguro que en futuros visionados la película tienen que ganar bastante. Y el remate decisivo, ese toque tan fabuloso del que algunas cintas hacen gala, se consigue con el final de la cinta. Un final que nos demuestra la madera de la que está hecha esta película, sin temores, sin complejos y sin ninguna tendencia o moda que obligarse a seguir. Para terminar, hacer mención a las apariciones de una jovencita Chloë Grace Moretz y de Clark Gregg.

500 Días Juntos

Conclusiones.
Finalizo esta crítica de (500) días juntos, un film que invita a dejarse llevar y a creerse todo lo que vamos viendo y descubriendo. Tiene un argumento muy trillado pero está tan originalmente llevado a cabo que le perdonamos en todo lo que pueda fallar. Un director empezando con buen pie y un dúo protagonista fantástico hacen de esta una de las cintas más originales que veremos en mucho tiempo. Y tal y como está el patio en estos últimos años es algo a tener en cuenta. Desde ya queda recomendada por un servidor para todo tipo de público.

Tráiler de (500) días juntos